David Abril en el Parlament. | T. Ayuga

15

David Abril, portavoz de Més en el Parlament, asegura que ya está «harto de la demagogia del PP». En el pleno de este martes se debatirá una proposición de este partido para que la Cámara condene «el hostigamiento» a que han sido sometidos la Policía Nacional y la Guardia Civil en Catalunya en las últimas fechas, con el referéndum de por medio. El PSIB-PSOE, que se encuentra entre la espada y la pared, presenta otra proposición reclamando «diálogo». El ala de sensibilidad nacionalista dentro de los socialistas isleños tiene estos días el corazón partido y desmoralizado por lo que está pasando en el Principado. Querrían una solución dialogada y pactada, dentro de la unidad de España. Y els hiere en el alma ver que sólo sale desprecio hacia la Generalitat desde la calle Génova de Madrid.

Dolió mucho que Pablo Casado dijese que «Puigdemont acabará como Companys». Cabe recordar que un tío abuelo de Francina Armengol fue amigo personal de Lluis Companys. Ambos ingresaron el mismo día en una importante logia masónica de Barcelona poco antes de proclamarse la República en 1931. El tío de Francina logró huir in extremis cuando las tropas de Franco ya entraban en Catalunya a principios de 1939, exiliándose en París. Fue máximo grado (33) de la Masonería en Barcelona. Por su parte, Companys fue devuelto a España por la Gestapo y fusilado en Monjuich.

En Més están convencidos que esta proposición del PP Balear «es añadir cizaña de manera interesada porque en el Archipiélago la tranquilidad es absoluta y tal vez sea esto lo que no les gusta». Los econacionalistas consideran que «presionan para obligar al PSIB-PSOE a pronunciarse e intentar abrir así una brecha en el pacto de izquierdas que gobierna el Archipiélago». Para Abril «no es de recibo» que los populares baleares «se aprovechen del doloroso conflicto que mantiene la Generalitat con el Gobierno central para inyectar veneno político en las Islas».

Por ello, Abril exhibía este lunes en su despacho del Grupo Parlamentario el libro '¿Todo por la patria?', de Daniel Jesús López Vega, un texto que profundiza en las malas condiciones de trabajo y las circunstancias a menudo penosas en que tiene que desarrollar su trabajo la Benemérita. El libro, y eso fue subrayado por Abril, se adentra incluso en casos de suicidio dentro de la Guardia Civil al ante la enorme complejidad y presión de su cometido. Según Abril, este volumen de denuncia tiene el apoyo de la Asociación Unificada de la Guardia Civil.

Habrá que ver si en el último momento el portavoz de Més saca el libro en la tribuna de la Cámara para denunciar el «cinismo» del PP, que «se aprovecha de un conflicto como el catalán, en el que tanta culpa tiene el partido de Rajoy de haberlo provocado» para «forzar un hipócrita apoyo a las fuerzas de seguridad cuando los populares son también los principales responsables de sus malas condiciones salariales, laborales e incluso personales».

Viene, por tanto, un debate muy movido e intenso, con la coalición Més (también el PSIB) muy herida por «la falta de diálogo del Gobierno central con Catalunya. Los peperos lo hacen con toda la intención del mundo, para cosechar así votos en otros lugares de España a base de ejercer de pirómanos con su peligrosa demagogia. Lo que les importa son los votos, no las fuerzas de seguridad. Y por ello no tienen reparos en provocar y humillar a los soberanistas catalanes o en promover proposiciones de apoyo para dividir en vez de unir, para enfrentar en lugar de pacificar».

Así estará el patio este martes en la Cámara.