Este lunes llegaron a Mallorca y resto de islas los primeros turistas de la tercera edad de Mundosenior plus. | Pere Bota

Pequeñas, medianas y grandes cadenas hoteleras están aplazando el cierre de establecimientos en Mallorca por la gran demanda turística procedente del Reino Unido, Alemania y países nórdicos. El aeropuerto de Son Sant Joan, por vez primera vez en su historia, está superando todos sus registros de movimiento de pasajeros durante este mes.

Son Sant Joan contabilizó el sábado día 7 un movimiento de 150.095 pasajeros, cifra que nunca se había conseguido en octubre. Las zonas más favorecidas son la Platja de Palma, Palmanova-Magaluf y Alcúdia-Can Picafort, en donde los empresarios han optado por no cerrar hoteles, a diferencia del pasado año por estas fechas.

Los presidentes de estas zonas Francisco Marín, Sebastián Darder y Jaume Horrach, respectivamente, indican que en estos momentos «tenemos toda la planta hotelera abierta y continuará así hasta la tercera semana de octubre».

En toda la zona norte de Mallorca, desde el Port de Pollença hasta Capdepera, «la situación es muy similar», lo mismo que en Peguera, Santa Ponça y en la mayoría de los enclaves turísticos de la Isla.