Para Cort el bienestar de los caballos de las galeras es una prioridad. | T. Ayuga

3

El Ayuntamiento de Palma, a través de las áreas de Movilidad y de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal, está revisando el reglamento del servicio de transporte urbano de viajeros en vehículos de tracción animal con conductor.

El consistorio ha informado en un comunicado que la modificación del reglamento se basará en dos principios: por un lado, garantizar el bienestar animal y, por otro, garantizar la calidad de la prestación del servicio, que debe hacerse en condiciones óptimas y con adecuación a la normativa vigente.

Con ocasión de esta revisión, Cort solicitó a la Conselleria de Trabajo que, de forma coordinada con Inspección de Trabajo, revisara la situación laboral de los titulares de las galeras para confirmar que estuvieran dados de alta en la Seguridad Social como autónomos.

Los resultados de 2016 han sido 17 actuaciones, 13 de las cuales han concluido con incidencias con una propuesta de sanción de 46.657 euros.

Durante 2017 se han realizado 28 actuaciones para comprobar la situación laboral de los trabajadores por cuenta ajena de las galeras, que actualmente se están revisando.

Además, el Área de Movilidad está tramitando desde que comenzó este año 25 denuncias por incumplimiento del reglamento por cuestiones como, por ejemplo, hacer parada en un lugar no autorizado, llevar el caballo en malas condiciones o transportar a más pasajeros de los autorizados.

En 2016 se tramitaron 7, lo que supone que en un año las denuncias se han incremento en casi un 267 por ciento.

Desde el Área de Bienestar Animal, se han llevado a cabo inspecciones sin previo aviso ni comunicación realizadas conjuntamente con Policía Montada ante denuncias particulares o a instancia de asociaciones animalistas.

Por ejemplo, como resultado de la última intervención con la sección Montada, se inmovilizó un caballo en la Playa de Palma el pasado mes de julio.

Además, se ha mantenido una reunión informativa con titulares de galeras y representantes de sus asociaciones para tratar la problemática específica de los puestos y actuaciones para paliar las consecuencias de la ola de calor sufrida este verano y tomar medidas.

En estos momentos se está redactando la nueva ordenanza. Ante los datos aportados por Trabajo, se introducirán cambios dentro del reglamento para garantizar que se cumple la normativa laboral vigente.

También se está estudiando añadir elementos como limitar el horario de trabajo de los caballos, medidas especiales para olas de calor, incrementar los controles e inspecciones de bienestar animal y prestación del servicio e imponer sanciones que supongan la prohibición de la prestación del servicio en lugar de sólo sanciones económicas, además de no dar más licencias de este tipo y la promoción de la sustitución a medio plazo del carruaje por un vehículo eléctrico.