La avioneta ha sobrevolado la capital balear con una pancarta. | Jaume Morey

14

Varias entidades y partidos políticos de Baleares han criticado este jueves la presencia de una avioneta de la agrupación conservadora Hazte Oír, que tenía previsto sobrevolar Palma este jueves con el lema «Ley Mordaza LGTBI: Van a por tus hijos», tras hacerlo ya en Cádiz, Málaga, Almería y Granada.

La organización Ben Amics ha asegurado en un comunicado que los mensajes que esta asociación ha dirigido hacia el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales «significan un ataque directo y reiterativo hacia la integridad de los ciudadanos de las Islas por motivos de su orientación sexual o su identidad de género».

Según la entidad, sus mensajes coartan las libertades colectivas además de ir en contra de la ley de derechos LGTBI Ley 8/2016 de 30 de mayo, que Ben Amics ha calificado como «una de las más progresistas de todo el Estado español».

Ben Amics considera que con la presencia de la avioneta, el colectivo LGTBI de Mallorca vuelve a recibir un ataque más por parte de la asociación de Ignacio Arsuaga, después de que el autobús de la organización ya recibiera «un rechazo sistemático» en Palma «tanto por parte de la ciudadanía como por las instituciones» el pasado junio.

Ben Amics ha hecho un llamamiento a desplegar banderas arcoiris para contrarrestar a la avioneta.

Podemos ha advertido en otra nota de que la visita de la avioneta es ilegal porque va contra la legislación balear contra la LGTBIfòbia y ha celebrado el rechazo generalizado de la ciudadanía a este tipo de mensajes.

Según Podemos, Hazte Oír debería pagar una multa de 3.000 a 30.000 euros por los vuelos de hoy y se arriesga a una inhabilitación de 3 a 5 años, en virtud del artículo 37 de dicha ley autonómica.

Ha criticado además que la campaña se ampare falsamente en conceptos como la libertad de expresión y atente contra la convivencia.

También Podemos Palma ha acusado a los promotores de los vuelos de transfobia y han manifestado su rechazo a «la avioneta del odio». Según el partido, la ciudadanía de las islas responde a las provocaciones de Hazte Oír con «diversidad, amor y respeto», en una ciudad como Palma que considera «multicultural, plural y diversa que hace frente a la intolerancia».

La formación morada cree que mensajes como los de la avioneta buscan generar confusión y dividir y ha defendido «el derecho a la infancia ante cualquier intento de discriminación y manipulación"

El portavoz del PSIB, Iago Negueruela, también se ha referido a la presencia de la avioneta de Hazte Oír en Palma con mensajes transfóbicos: «Ni por tierra, ni por mar ni por aire queremos ese tipo de mensajes», ha dicho.

Únicamente la entidad Valores en Baleares ha dado la bienvenida al «#HObusDeLaLibertad» en un comunicado y ha defendido su «mensaje claro en defensa de las libertades y derechos fundamentales puestos en peligro por la vigente «Ley Mordaza LGBTI» en Baleares».

Su líder en las islas, Juan José Tenorio, que tiene un expediente abierto en virtud de dicha ley, ha asegurado que la norma «intenta acallar las voces disidentes» e impedir «la libertad de expresión y de pensamiento, a la critica y propuesta política y al derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos».