Un piso no turístico puede alquilarse por días, pero para cumplir la Ley de Arrendamientos Urbanos debe haber fianza y esta deberá depositarse en el Ibavi o habrá multas. Será otra vía para detectar el fraude en el alquiler vacacional camuflado de arrendamiento urbano. | Redacción Local

109

Los propietarios de pisos que los alquilen y no depositen la fianza en el Ibavi se enfrentarán a partir de este año a multas que pueden llegar hasta los 3.000 euros. La actual Ley de Arrendamientos Urbanos obliga a los arrendadores a depositar las fianzas en el Ibavi, algo que muchos no hacen, pero a partir de ahora el incumplimiento tendrá consecuencias.

El Govern no tiene en estos momentos herramientas para obligarles a cumplir la ley, pero este vacío legal acabará en breve, en cuanto el Parlament apruebe el proyecto de ley de vivienda que ahora está en tramitación.
La ley busca regularizar el depósito de estas fianzas y evitar que el propietario se quede con el dinero que deja el inquilino, pero esta medida tendrá además un efecto colateral, ya que servirá para detectar el posible fraude que se dé con el alquiler vacacional camuflado como alquiler sin más.

Noticias relacionadas

Camuflaje

El Govern teme que propietarios de pisos que hasta ahora alquilaban sus inmuebles en plataformas turísticas camuflen este alquiler bajo la apariencia de un alquiler al uso. Sin embargo, quienes se acojan a la Ley Arrendamientos Urbanos (LAU) tienen dos obligaciones: firmar un contrato de arrendamiento, aunque sea por días, y depositar la correspondiente fianza en el Ibavi, aunque sea también por unos días. Si no existe esta fianza, el Govern podrá empezar a multar a los propietarios de las viviendas en alquiler ‘camufladas’ vía LAU.

El director general d’Arquitectura i Habitatge del Govern, Eduard Vila, inisistió en que la ley ya obliga a los propietarios a depositar las fianzas en el Ibavi, pero recalcó que, quien no lo haga, se enfrentará a partir de ahora a una multa.