Momento del despliegue de pancartas y humo ante el restaurante. | ARRAN PAÏSOS CATALANS

169

Arran Països Catalans ha anunciado que llevará a cabo más acciones en contra del turismo de Mallorca, después de publicar este martes un vídeo en sus redes sociales que da cuenta del ataque a un restaurante del Moll Vell de Palma. El mensaje que acompaña al video anima a «paralizar el turismo masivo que destruye Mallorca y que condena a la clase trabajadora de los Països Catalans a la miseria».

Desde Arran Països Catalans han confirmado el abordaje del establecimiento y afirman que forma parte de «una campaña para concienciar sobre el turismo elitizador» y no descartan que se realicen más acciones contra este sector en los próximos días. A lo largo del mes pasado ya habían colgado pancartas antiturísticas en la Conselleria de Turisme, la Seo o establecimientos hoteleros.

Noticias relacionadas

El video muestra el ataque que se produjo el pasado sábado 20 de julio, cuando una veintena de jóvenes con camisetas de Arran irrumpieron en el restaurante Mar de Nudos sobre las ocho y media de la tarde. Responsables del establecimiento señalan que comenzaron a lanzar confetti y encendieron bengalas entre los clientes, muchos de ellos extranjeros, que se levantaron visiblemente molestos. Además, los jóvenes desplegaron varias pancartas con los mensajes ?Tourism kills Mallorca? y ?Aquí s?està lliurant la lluita de classes?.

La encargada del restaurante Mar de Nudos, Carmen Sánchez, ha confirmado a Ultima Hora que el ataque se produjo «alrededor de las ocho y media. Unos veinte chicos con camisetas de Arran se metieron en el restaurante y los clientes, muchos de ellos extranjeros, estaban muy molestos». Los responsables del local llamaron a la policía y tras su aparición, los jóvenes salieron corriendo sin poder ser identificados. La asociación lleva varios días protagonizando polémicas en Barcelona, ya que esta semana han atacado un autobús turístico con turistas dentro, además de atentar contra bicicletas de una empresa de alquiler. Desde la Conselleria de Turisme criticaron estos hechos: «Hay otros procedimientos para expresar la crítica, pero no intimidando a personas o provocando desperfectos materiales».