La cónsul de Alemania, Sabine Lammers; la vicecónsul británica, Lucy Gorman, y el alcalde Antoni Noguera. | Redacción Local

12

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, se reunió este miércoles con la cónsul de Alemania, Sabine Lammers, y la vicecónsul británica para Balears, Lucy Gorman, y acordaron hacer un frente común contra el turismo incívico. El alcalde informó que compartirán «campañas de civismo y de normativa en los canales de comunicación, tanto de la ciudad como de los países emisores».

Noguera insistió en la necesidad de erradicar el turismo de borrachera y precisó que se trata de un colectivo muy minoritario, pero que hace mucho daño. Además, señaló que hay una parte de responsabilidad de la actividad económica que ofrece este producto de baja calidad, que entiende que se debe reconvertir. El alcalde insistió en la necesidad de trabajar de forma conjunta para acabar con el turismo incívico. «Hay consenso en que el turismo de borrachera es negativo y estereotipa al turismo alemán, por eso debe haber vocación de erradicarlo y reducir sus efectos negativos», manifestó.

La Asociación Hotelera de la Platja de Palma, que preside Francisco Marín, ha mantenido esta semana una reunión con la cónsul Sabine Lammers, al objeto de trasladarle la preocupación del sector hotelero ante la evolución del turismo incívico en la zona.