2

Baleares registró la semana pasada la cifra más baja de reservas sanguíneas de los últimos cuatro años, ha alertado este lunes el director gerente de la Fundación Banco de Sangre y Tejidos, Ismael Gutiérrez.

Durante la semana pasada, la fundación solo disponía de 385 bolsas de sangre, mientras que el mínimo de seguridad está fijado en 700 unidades, ha explicado Gutiérrez a Efe.

Ha dicho que los periodos vacacionales provocan que esta situación se repita todos los veranos debido a que parte de la población está de vacaciones y ha señalado que, normalmente, esto sucede a partir de la semana 23 de cada año.

El director del Banco de Sangre ha insistido en que no todas las transfusiones van dirigidas a la atención de personas accidentadas ni el incremento de la demanda responde solo al aumento de la población por la afluencia masiva de turistas.

Del total de las donaciones recibidas, el 60 % va destinado a pacientes hematológicos, con leucemia o linfomas, un 9 % a niños enfermos y el resto se utiliza en la asistencia en partos, traumatismos y para atender a pacientes con enfermedades sanguíneas crónicas.

Por ello, no es suficiente obtener una respuesta puntual por parte de los donantes, sino que debería prolongase durante todo el año, ha remarcado Gutiérrez.

«La sangre en sí no tiene ningún coste», ha asegurado sobre los bulos que circulan sobre la comercialización de la sangre el director gerente, que ha querido remarcar que las donaciones no se venden a los hospitales y la única transacción económica que hace el Banco de Sangre es para cubrir costes.