Un ejemplo de cómo están creciendo las malas hierbas en numerosas calles de la ciudad.

119

La presidenta de Emaya, Neus Truyol, reconoce que actualmente los hierbajos de las calles de Palma no se están quitando, al menos no de forma habitual. Explica que a mediados de la pasada legislatura el gobierno del PP «dio orden a los operarios de que no se retirasen estas malas hierbas y se trató de privatizar el servicio, aunque al final no se hizo con lo cual el servicio desapareció ». «La situación que nos encontramos al llegar fue que no había ninguna brigada que se encargara de ello», apunta.

Por tanto, insiste «durante dos años de ese mandato no se quitaron las hierbas» y estos dos años de legislatura del Pacte, admite, «como estamos mejorando y reforzando muchos servicios ahora mismo no tenemos capacidad para tener una brigada específica que haga este trabajo y vamos actuando como se puede, a medida que vamos encontrando espacios problemáticos». Evidentemente, añade Truyol, «este servicio es muy mejorable, somos conscientes».