Tráfico intenso en la autopista del aeropuerto el pasado jueves por la mañana.

74

Las carreteras de acceso a Palma y las calles del centro están al límite desde hace ya varias semanas, como si estuviéramos en plena temporada turística. El adelantamiento de la temporada arrastra consigo un sinfín de consecuencias y el aumento del tráfico es uno de los más evidentes.

Las cifras que manejan tanto Cort como el Consell lo constatan, aunque no se refieren a este año sí evidencian un incremento paulatino en los últimos años de los coches que circulan.

El concejal de Mobilitat en Cort, Joan Ferrer, lo tiene claro: «Se percibe un adelantamiento de la temporada alta en este sentido, en la sala de control de Tráfico de Palma se han notado algunas puntas e incluso el mes pasado hubo un par de días nublados en los que se experimentaron las circunstancias que dan pie a una ‘Operación nube’, que es propia de la temporada alta, días de julio y agosto en los que se espera una alta afluencia de turistas en el centro de Palma porque la playa no es una opción ese día». El año pasado ya comenzó esta tendencia «y este año se sigue incrementando», añadió.