Pilar Costa y Biel Barceló, en una imagen de archivo. | Jaume Morey

8

El Govern balear ha iniciado el proceso de liquidación del Consorcio de la Playa de Palma tras la intención del Estado de abandonarlo, ha informado este viernes la portavoz del ejecutivo autonómico, Pilar Costa, tras la reunión del Consell de Govern.

El Consorcio de la Playa de Palma queda «inoperante» sin la presencia de la administración central, ha señalado Costa.

A pesar de su liquidación, el ejecutivo autonómico no renuncia a recuperar inversiones para mejorar la Playa de Palma y a «defender los intereses de las Islas Baleares», según establece el Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares.

El consorcio se disolverá con deudas tras haber invertido en la zona turística unos 5,6 de los 29 millones de euros aportados por las instituciones estatal, autonómica y locales involucradas en un proyecto para el que se prometieron en 2007 un mínimo de 100 millones.

Hace unas semanas, el conseller de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló, informó en la comisión de Turismo del Parlament sobre la situación del Consorcio de cara a su disolución, solicitada por el Gobierno central, que reclama a la entidad más de 5 millones de euros por aportaciones realizadas en 2008 y 2009 que no se tradujeron en las inversiones pactadas.