84

Los nuevos contenedores que ha repartido Emaya por distintas zonas de Palma pueden resultar peligrosos para los usuarios. Así lo han constatado diversos ciudadanos, que han elevado sus críticas al nuevo equipamiento a las redes sociales.

Los nuevos contenedores cuentan con un pedal para levantar su tapa. El problema reside en que están diseñados para que quien accione el mecanismo lo haga a la misma altura que el recipiente. Al estar estos bajo la acera, lo que ocurre es que el usuario está más alto, con el resultado que la tapa le puede golpear la cara como muestra este usuario de Facebook.