El parón del sistema informático se ha producido como medida preventiva. | Maite Carles

7

El ataque informático a Telefónica ha paralizado la actividad de los juzgados de Palma. El Ministerio de Justicia ha dado la orden de parar todos los ordenadores como medida preventiva.

Este parón ha obligado a interrumpir la declaración del presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresas de Servicios Turísticos de Mallorca (Acotur), José Tirado, detenido por el caso Cursach este viernes por la mañana.

Además, el juzgado de guardia es el más perjudicado, ya que este mismo viernes está pendiente que pasen a disposición judicial los detenidos por la operación 'Valley'.

Según ha explicado a Europa Press el presidente del sindicato CSIF en Baleares, Andreu Bou, en las pantallas de algunos ordenadores de los juzgados ha aparecido un mensaje informando de que en menos de un minuto el equipo iba a apagarse. Después, el Ministerio de Justicia ha decidido apagar el resto de los equipos a nivel nacional.

El ataque afecta a sistemas Windows cifrando todos sus archivos y los de las unidades de red a las que estén conectadas, e infectando al resto de sistemas Windows que haya en esa misma red.