El touroperador Thomson lamenta las quejas que están provocando las obras en el hotel Alua Soul Mallorca Resort, que estará cerrado hasta mediados de mes. | Guillem Mas

18

Cientos de turistas británicos están siendo desviados desde el 1 de mayo hacia otros hoteles en Cala D’Or por estar cerrado por obras el establecimiento que habían reservado para pasar sus vacaciones en la Isla, el Alua Soul Mallorca Resort.

Las quejas vienen motivadas porque nadie les avisa del cambio en el momento de salir del Reino Unido, ni cuando llegan al aeropuerto de Palma, de que van a estar alojados en otros hoteles, algunos de ellos de inferior categoría ubicados en la zona, según dan a conocer los propios turistas en las redes sociales.

Thomson, que es el touroperador que comercializa el hotel, ha remitido una nota pidiendo disculpas a los turistas afectados y reconoce que los están recolocando en otros establecimientos hasta que se solvente el problema.
El hotel debería de haber estado operativo desde el 1 de mayo, pero los retrasos en las obras harán que no esté abierto hasta mediados de mes.

La prensa británica se ha hecho eco del incidente y corresponsales de los principales medios de comunicación han llegado a la Isla para cubrirlo informativamente con el fin de criticar a los hoteleros.