Los jardines se podrán visitar durante nueve meses y medio al año | Redacción Local

19

Los jardines del Palacio de Marivent de Palma, de 9.155 metros cuadrados de extensión, se pueden visitar por los ciudadanos y turistas a partir de este martes, aunque permanecerán cerrados en Semana Santa y verano durante las estancias de miembros de la Familia Real en Mallorca.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha dado las gracias en varias ocasiones de manera «muy especial» a la Familia Real porque «desde el minuto uno fueron muy sensibles» a la apertura al público de estos jardines de valor botánico, cultural y histórico.

La apertura de buena parte de estos jardines, cuya entrada es gratuita, responde al acuerdo por la gobernabilidad suscrito por los partidos de izquierda PSIB-PSOE, MÉS y Podemos, que defienden que los ciudadanos conozcan y disfruten de este jardín como un espacio público más de la capital balear.

Los jardines se convertirán también en un lugar cultural de relevancia puesto que se expondrán de manera permanente doce esculturas en bronce obra de Joan Miró.

Las esculturas forman parte de la colección Miró y estaban en domicilios y jardines de sus familiares. Alguna ya se ha expuesto antes, como la escultura «Personage», de dos metros de altura, que estuvo expuesta en el Rijksmuseum de Amsterdam el pasado año.

Horarios

Los jardines se podrán visitar durante nueve meses y medio al año, salvo 15 días en Semana Santa y desde el 15 de julio al 15 de septiembre, coincidiendo con la estancia en el palacio de miembros de la Familia Real.

El horario en verano -del 1 de mayo al 30 de septiembre- será de 9.00 a 20.00 horas y en invierno -del 1 de octubre al 30 de abril- de 9.00 a 16.30 horas.

El espacio, al que está prohibido entrar con perros, constituye un ejemplo de jardín mediterráneo con 40 especies vegetales, la mayoría autóctonas. Se han instalado carteles para informar al público sobre la flora y el conjunto escultórico.

El coste de las obras de apertura se cifran en 217.000 euros, mientras que el presupuesto para mantener abierto este espacio público asciende a unos 100.000 euros por año.

El acceso a los jardines se realizará por la puerta principal del palacio y el máximo aforo de visitantes al mismo tiempo es de 300.