Imágenes como la de este souvenir serán sancionadas con la modificación de la ordenanza. | Click

25

El Ajuntament de Palma modificará la ordenanza del botellón para poder sancionar la publicidad que incite el consumo de alcohol, drogas y sexo.

La regidora de Seguretat Ciutadana, Angélica Pastor, explica que esta prohibición no está regulada a nivel municipal y cree que lo más adecuado es modificar el actual marco normativo en vigor para que los agentes de la Policía Local cuenten con todas las herramientas y garantías necesarias para poder realizar su trabajo.

La titular de Seguretat Ciutadana precisa que se multará a los distribuidores de esta publicidad, ya sea mediante carteles, camisetas o la exposición de productos alcohólicos. Las multas irán en función del impacto que generen. Se mantendrá la cuantía que establece la normativa en vigor. Las sanciones leves oscilan entre 100 y 750 euros, las graves entre 751 y 1.500 euros, mientras que las muy graves ascienden de 1.501 a 3.000 euros.

Pastor señala que el apartado referente al botellón no se modificará, ya que el año pasado dio muy buenos resultados. En total se interpusieron 1.101 sanciones, de las que 126 fueron muy graves y el resto graves. El botellón está prohibido en toda la ciudad.