El escarabajo 'barrenador' afecta a tres de cada cuatro encinares de Baleares

| Palma, Mallorca |

Valorar:

El Servicio de Sanidad Forestal ha constatado un incremento de la superficie de encinar afectado por el llamado «barrenador» de las encinas, desde un 20 % al 74 % del total en los diez últimos años.

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha empezado una campaña en los centros educativos de la Serra de Tramuntana para divulgar el impacto de este escarabajo (Cerambyx cerdo).

Con esta campaña, que es una actividad complementaria de las asignaturas de Conocimiento del medio y Biología, la Conselleria busca concienciar a los estudiantes de la necesidad de actuar para evitar que los encinares se degraden a causa de este escarabajo, ha informado el departamento autonómico en un comunicado.

La actividad de divulgación, que empezó la última semana de marzo, tendrá lugar en cincuenta clases de los colegios de la Tramuntana hasta junio.

El Servicio de Sanidad Forestal ha enfocado la actividad a los alumnos de primaria y de secundaria, con representaciones y actividades a cargo de Maria Bauçà Amengual, para primaria, y de Xavier Canyelles Ferrà, para secundaria.

Se visitarán los institutos de Esporles, Sóller, Pollença y Andratx y también otros de la sierra de Tramuntana, donde el Servicio de Sanidad Forestal trabaja para controlar al llamado «gran capricornio» y salvar los encinares.

La campaña informativa incluye también charlas y conferencias de la jefe del Servicio de Sanidad Forestal, Lluís Núñez, en diferentes entidades, en los ayuntamientos interesados y ante alumnos de bachillerato.

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca hace un seguimiento de la afectación del llamado barrenador de las encinas en Mallorca desde el año 2002. Este insecto coleóptero, de la familia de los cerambícidos, vive en el interior de los troncos de las encinas durante la fase de larva, donde construye galerías que llegan a perforar la madera y producen el debilitamiento y más adelante la muerte de los árboles.

El Servicio de Sanidad Forestal ha constatado que en los diez últimos años se ha pasado de un 20 % a un 74 % de encinas afectadas.

Medio Ambiente ha destacado que la superficie de encinar es de 22.251 hectáreas en Baleares, de las cuales 16.810 corresponden a Mallorca y el resto a Menorca, donde no se ha detectado afectación.

Este año se ha presentado el proyecto para el control del gran capricornio en los ejemplares singulares de encina.

Dado que es imposible aplicar la metodología en todas las encinas silvestres, se ha empezado a hacer un seguimiento intensivo en cinco parcelas de la finca pública de Menut.

Por otra parte, se ha ofrecido colaboración al Ayuntamiento de Pollença para un proyecto en la finca pública del monte de Santuïri y se ha redactado un proyecto de trampeo, seguimiento y control en Binifaldó, ses Ufanes y Son Moragues, para ejecutarlo entre los años 2018 y 2021.

El año pasado se llevó a cabo un control biotecnológico, mediante dispositivos de captura de adultos, y se elaboraron mapas de infestación de las fincas del monte de Santuïri (12,47 ha), sa Bassa (28,11 ha), Son Moragues (255,11 ha), Son Tries (4,21 ha), ses Ufanes (21,90 ha), Planícia (250,22 ha), sa Duaia (6,16 ha) y es Racó (0,14 ha).

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

toni
Hace más de 2 años

Los encinares de las Islas seguramente ya están perdidos. Cuando se detecta el árbol infestado, la única solución es cortar la rama afectada o el árbol en su totalidad, como lo hagas y te descubran te cae una multa de 3.000€ por talar o podar un árbol protegido y lo más divertido es que el barrenador es un insecto protegido es como si protegiéramos al picudo rojo de las palmeras, por lo que hasta que no pongan a políticos con algún conocimiento agrario en la Conselleria de agricultura las encinas de las Islas irán desapareciendo sino han desaparecido ya.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1