Además, se incorporarán 25 nuevas plazas de maquinista. | SFM

14

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha anunciado este miércoles un plan de actuaciones en Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) que incluye la reducción de precios y tiempo de trayecto, un incremento de frecuencias, la electrificación y mejora de la eficiencia energética y la incorporación de 25 nuevas plazas de maquinista.

Según ha explicado Pons en una rueda de prensa, se reducirá el precio del billete sencillo en un 10% a partir del 1 de junio de este año y más adelante se sustituirá el sistema de abono por uno de 'tarjeta monedero'. Además, el Govern está trabajando en la integración con la EMT de Palma para conseguir «una gran red de transporte público» en la que el usuario «se pueda mover con una sola tarjeta» «independientemente de por quién esté gestionado el servicio».

Según el conseller, que ha presentado el proyecto junto al director general de Movilidad y Transportes, Jaume Mateu, y el gerente de SFM, MAteu Capellà, el plan tiene como objetivo la mejora de transporte público en tren y la estabilidad en SFM.

Sobre esto, Pons ha admitido que la negociación con el comité de empresa ha sido «muy difícil» por los periodos de huelga y ha pedido «disculpas sinceras a la ciudadanía» porque no era esa «la voluntad del Govern.

«Creemos firmemente en el transporte público y queremos acabar la legislatura viendo resultados efectivos», ha dicho Pons, que ha asegurado que ya lo están haciendo con el transporte público por carretera.

Por otro lado, el conseller Pons ha avanzado que se reunirá este jueves con el secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Julio Gómez Pomar, para tratar el transporte aéreo, si bien también prevé abordar con él la recuperación del convenio ferroviario, que no está prevista en los Presupuestos Generales del Estado.

Electrificación

Para ello, es «fundamental» una «fuerte inversión» en infraestructuras ferroviarias, «sin la cual no es posible hacer un salto hacia delante». En este sentido, las obras de electrificación suponen la inversión más importante -48 millones de euros en total- y comenzarán el próximo junio en el tramo Enllaç-Manacor. El contrato se firmará este abril pero se prevén dos meses de preparación por parte de la adjudicataria.

La previsión es que en julio le sigan las obras del tramo hasta Sa Pobla, actualmente en fase de licitación por 17,7 millones.

Noticias relacionadas

Por otra parte, hasta la estación de enlace el tren funciona con energía procedente de energías renovables, gracias al contrato de suministro energético de la Comunidad para todas sus instalaciones. El conseller confía en que esto repercuta también en la mejora de la comodidad del viaje por la reducción del ruido.

Asimismo, una vez se complete la electrificación, ello supondrá la eliminación de la estación de enlace puesto que en estos momentos sirve para hacer el cambio del tren eléctrico al de diesel, ya que actualmente no hay catenaria y no son compatibles. De este modo, cuando todo esté electrificado y la misma maquinaria haga todo el trayecto, la parada ya no será necesaria, ha explicado Pons.

SFM pondrá también en marcha proyectos de reutilización de energía -con el frenado de los trenes-, de eficiencia energética y de fomento del autoconsumo energético en las estaciones. Asimismo, las obras permitirán un nuevo tendido de fibra óptica.

Mejoras

La supresión de esta parada es uno de los factores que contribuirá a la reducción de los trayectos, que la Conselleria estima en 10 minutos menos. De este modo, también se podrá disponer de más frecuencias, con una previsión de trenes cada 40 minutos -reducción de 20 minutos.

Completarán las mejoras en infraestructuras un plan de renovación de estaciones -con habilitación de aparcamientos para coches y bicicletas y puntos de recarga para vehículos eléctricos- y eliminación de pasos a nivel para mejorar la seguridad. El director general de Movilidad, Jaume Mateu, ha explicado que ya se ha eliminado el paso a nivel de Verge de Lluc donde se produjo un accidente mortal.

Por otra parte, las frecuencias que se redujeron en marzo por la huelga se irán recuperando progresivamente y en septiembre estarán totalmente restablecidas. Según la Conselleria, la recuperación no es inmediata porque necesitan margen para formar a los nuevos maquinistas.

Por otra parte, SFM revisará el sistema tarifario y a partir de junio aplicará una reducción en el precio del billete sencillo.

Más adelante, se pasará a un sistema de tarjeta monedero que premiará a los usuarios más fieles reduciendo el precio en función del número de viajes. También tendrá en cuenta el perfil social (jóvenes, personas mayores, pensionistas y desempleados). Este sistema se aplicará también en los autobuses y el conseller prevé que pueda suponer ahorros de hasta el 20% para los usuarios habituales.

Respecto a la integración con la EMT, Pons ha indicado que está ya «muy avanzada» y ha esperado que «dentro de poco» el alcalde de Palma, José Hila, y la presidenta del Govern, Francina Armengol, puedan anunciarla.