Mateu es la segunda consellera de Cultura y Transparència que dimite en lo que va de legislatura. | Jaume Morey

123

La consellera de Cultura y Transparència Ruth Mateu ha presentado su dimisión. Así lo ha confirmado en rueda de prensa urgente y extraordinaria la presidenta del Govern, Francina Armengol, tras la reunión del Consell de Govern en la que se ha llegado a esta decisión, que busca zanjar la crisis abierta en el seno del ejecutivo.

«La exigencia de este Govern en transparencia es elevada. Es uno de los ejes clave, no queremos que quede ninguna sombra de duda, y por eso hemos decidido que la consellera deje el cargo. Ella me ha presentado la dimisión y yo la he aceptado. Agradezco el trabajo realizado y que asuma esta responsabilidad política muy pocas veces vista», ha expresado la mandataria, quien ha afirmado que los contratos puestos en duda tienen visos de legalidad, aunque «estéticamente no me gusta nada».

Preguntada por si el vicepresidente del Govern, Biel Barceló, también renunciará a su cargo, Armengol ha dicho que no ve motivos para ello. Asimismo, ha mencionado que aún no han pensado en nadie para suplir a Mateu, aunque descarta una remodelación en profundidad del ejecutivo.

A su vez, la consellera saliente, la segunda que ocupa esta cartera en dos años de legislatura, ha comparecido en la sede del que ha sido hasta ahora su departamento, donde ha informado de que no ha cometido «ninguna irregularidad», y que dimite «para dar ejemplo», asumiendo de esta forma la «responsabilidad política» por los contratos del Govern con Jaume Garau.

Noticias relacionadas

Hay que recordar que un cargo de MÉS afirmó a Ultima Hora que sólo Garau conocía que diversos departamentos encargaban estudios, y que si lo hubieran sabido antes podrían haber actuado de otra manera. Además, ha trascendido que los ecosoberanistas ya tramitan un expediente de expulsión de quien fuera su jefe de campaña.

Reunión de MÉS per Menorca

Los miembros de MÉS per Menorca mantienen la tarde de este viernes una reunión para decidir si siguen formando parte o no del Govern. En caso de decidir su salida del ejecutivo, buena parte del equipo de la conselleria hasta ahora comandada por Mateu, también cesaría en sus funciones.