Los partidos de Baleares se reúnen el viernes para hacer un frente común sobre la tarifa plana

| Palma |

Valorar:

Los partidos con representación en el Parlament balear se reunirán este viernes para hacer un «frente común» y estudiar cómo lograr que los billetes de avión entre las islas del archipiélago cuesten 30 euros por viaje, una decisión que debe aprobar y subvencionar al Gobierno central.

El encuentro ha sido propuesto este miércoles por MÉS per Menorca después de que este martes la Mesa del Congreso avalara con la mayoría del PP y Ciudadanos el veto del Gobierno a la proposición de ley del Parlament balear que pretendía implantar una «tarifa plana» de 30 euros para el viaje aéreo entre islas.

Tras la reunión de la Junta de Portavoces, los partidos de izquierdas de la cámara balear y el PI han criticado con severidad el voto contrario del PP y C's y han calificado de «traición» a los ciudadanos de las islas su postura, sobre todo porque en el Parlament balear votó por unanimidad en noviembre pasado esta iniciativa.

La diputada de MÉS per Menorca Patricia Font ha declarado que el Parlament balear y su pueblo son «soberanos» y que sus representantes «seguirán luchando» hasta lograr la «tarifa plana».

Además, ha anunciado que solicitarán la comparecencia en comisión parlamentaria de la delegada del Gobierno en las Islas Baleares, María Salom, y de los senadores autonómicos para que den cuenta de la postura del Gobierno de Mariano Rajoy.

El PP, en voz del diputado autonómico José Manuel Lafuente, ha anunciado que su grupo acudirá a la reunión del viernes si es convocado y ha asegurado que la voluntad del ejecutivo central es aprobar la «tarifa plana» y que el voto negativo de este martes se debió a un «tema formal» que se resolverá.

El artículo 134.6 de la Constitución faculta al Gobierno a oponerse a la tramitación en el Congreso de las proposiciones de ley presentadas por los grupos políticos o los parlamentos autonómicos si entiende que suponen un aumento de los gastos o una disminución de los ingresos presupuestarios.

Sin embargo, los grupos de izquierda del Parlament y el PI han argumentado que el Gobierno aprueba las subvenciones según sus prioridades políticas. En este sentido han recordado las cifras millonarias que suponen la construcción y gestión de las autopistas y trenes de alta velocidad que hay en la Península.

Para el portavoz del PI, Jaume Font, es «indignante» la postura de PP y C's, que «no creen en estas islas», por lo que ha apostado por fijar una nueva estrategia con la que los partidos de Baleares sean «puñeteros porque si no, nos la volverán a hacer».

El portavoz del PSIB-PSOE, Andreu Alcover, ha lamentado la «práctica sistemática» del PP de «hacer lo contrario de lo que promete» en campaña electoral, como cuando asegura que bajará impuestos y luego los sube.

Alcover ha subrayado que la modificación del REB (Régimen Especial de Baleares) para aprobar la «tarifa plana» es un «acuerdo de todo el Parlament balear», por lo que el voto de ayer del PP es una «traición a la voluntad» del pueblo balear. «La respuesta de los partidos y la sociedad civil debe ser contundente», ha añadido.

Para la portavoz de Podemos, Laura Camargo, el PP y Cs son «cómplices de esta traición» y han expuesto «excusas de mal pagador» para tratar de justificar su voto. Por ello, «lo mínimo» que deberían hacer es pedir excusas.

Mientras tanto, Lafuente, del PP, ha confirmado que el Gobierno central está «trabajando» para implantar la «tarifa plana», aunque no ha especificado cuándo. Sí ha asegurado que el ejecutivo central ha remitido información al Govern balear sobre esta materia.

A su parecer, los partidos del Pacto y su presidenta, Francina Armengol, están haciendo «demagogia parlamentaria» con este asunto.

Lafuente ha opinado que debería ser Armengol, como presienta del Govern, quien convocara la reunión del viernes y no un partido «minoritario».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.