Caso Palma Arena

La Audiencia quiere unir las piezas por la contratación arbitraria de arquitectos para el Palma Arena

| Palma |

Valorar:
preload
El expresidente balear Jaume Matas a su salida de la sede de la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) de Palma, tras asistir a la presentación de las conclusiones por parte de las defensas, en el juicio del caso Nóos.

El expresidente balear Jaume Matas a su salida de la sede de la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) de Palma, tras asistir a la presentación de las conclusiones por parte de las defensas, en el juicio del caso Nóos.

14-06-2016 | Efe

La Audiencia de Palma ha convocado a las acusaciones y defensas de las piezas 8 y 9 del caso Palma Arena a una vista previa el 10 de abril para estudiar si se juzgan juntas las contrataciones supuestamente arbitrarias de dos despachos de arquitectos distintos para construir el Palma Arena.

En estas dos piezas están acusados por delitos de fraude a la administración y prevaricación el expresidente del Govern Jaume Matas, para quien la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía de la comunidad autónoma de Baleares piden penas que suman 4 años, y el exdirector general de Deportes José Luis 'Pepote' Ballester, a quien solicitan 3 meses de prisión a sustituir por multa de 540 euros.

La pieza número 8 hace referencia a la contratación supuestamente irregular del arquitecto Ralph Schürmann en 2004 para construir el Palma Arena y la 9 a la realizada en 2005 al despacho de arquitectura GR1.

Con carácter previo a la admisión de prueba y al señalamiento del juicio, la sección segunda de la Audiencia ha convocado a las partes y a los acusados a una vista previa el próximo vienes, para tratar «la eventualidad de acumular la pieza 9 y la 8, por razón de economía procesal», ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

En la providencia en la que cita a los implicados, el tribunal señala que ambas piezas contemplan «una unidad de hecho desde una perspectiva jurídica» y si se juzgaran por separado podrían dar lugar a «resoluciones contradictorias».

Si tanto las partes como el tribunal asumen esa posibilidad, se inhibirá una pieza en favor de la otra y se juzgarían juntas.

En la vista previa también se abordará la posibilidad de una conformidad (porque si la hubiera no sería necesario citar a testigos para la vista oral) y se comprobarán la disponibilidad de los acusados con el tribunal y posibles cambios de defensas.

La posibilidad de tratar las cuestiones previas y la organización del juicio, su calendario y la estimación de su duración serán otras de las cuestiones que se abordarán.

En la pieza número 8 del caso Palma Arena, por contratar de forma arbitraria a Ralph Schürman, el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach pide 2 años de cárcel y 20 de inhabilitación para Matas por fraude a la administración y prevaricación en concurso medial con falsedad; y solicita idéntica pena y por las mismas acusaciones por la segunda contratación.

Para Ballester pide 3 meses de prisión a sustituir por multa de 540 euros e inhabilitación durante 3 años y 3 meses, por cada una de las dos contrataciones. En total reclama para él una multa de 1.080 euros al tener en cuenta que ha colaborado con la Justicia en la investigación de los hechos y ha reconocido su participación.

Anticorrupción pide además que ambos sean condenados a pagar 855.944 euros de responsabilidad civil de forma conjunta por contratar al despacho GR1 (un 5 % Ballester y un 95 % Matas), y 16.326 euros por el otro contrato (10 % el ex director general de Deportes y 90 % Matas).

Según el fiscal, Matas designó a la Fundación Illesport para que se ocupara de la construcción del Palma Arena y puso a Ballester al frente.

Ballester concertó la obra verbalmente con Schürmann en noviembre de 2004 y los arquitectos Luis y Jaime García Ruiz recibieron el encargo de Matas de colaborar con dicho arquitecto, que ni siquiera estaba colegiado en España.

Se contrató a Schürmann por 9.466.216 euros sin expediente de contratación y omitiendo los principios de publicidad, concurrencia, igualdad y transparencia y sin justificar la supuesta exclusividad. El arquitecto presentó facturas por 2,3 millones y cobró 1.632.216 euros.

Este contrato se rescindió en 2005 y, de nuevo sin procedimiento previo de contratación, Matas y Ballester encargaron a GR1 que siguiese con la construcción del velódromo. Con el despacho de los García Ruiz se formalizó otro contrato por 8.559.446 euros.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Toni
Hace un año

Por robar 79 € lo encarcelaron,los ladrones de guante blanco roban millones y campan a sus anchas,pais de pandereta.

Valoración:2menosmas

Cera del Corpus
Hace un año

Este individuo no tenia mas de 20 casos abiertos? Que esperan para juzgarlo ,que se haya muerto? Aixi com funciona la justicia a España ja fa oi

Valoración:4menosmas

Milarcos
Hace un año

Que no mareen mas la perdiz. Mientras Munar lleva unos cuantos años en la carcel este corrupto sigue llevando una vida de lujo en Madrid ¡¡¡.Justicia igual para todos !!!

Valoración:2menosmas

Churimanguis
Hace un año

jua jua jua los patricios populares tienen ganas de jugar perdon de mangar jua jua jua.

Valoración:1menosmas

escobilla de wc
Hace un año

Se le ve receloso,claro la cara es el espejo del alma.

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1