El frío redujo en Palma la participación en las Beneïdes

| Palma |

Valorar:
preload
Momento del paso del cordero ‘Estrellita’.

Momento del paso del cordero ‘Estrellita’.

Julián Aguirre

Durante poco más de 10 minutos, Antonio Gómez, párroco de Sant Miquel, bendijo los animales que pasaron este martes frente a la iglesia de Sant Antoniet, de Palma. Fue una mañana fría con, incluso, agua nieve en la explanada de la Seu antes de comenzar las Beneïdes.

Este año hubo poca participación y poco público, provocado, en parte, por las bajas temperaturas y por la celebración de la fiesta en día laborable.

Desde la Catedral hasta la Plaça Major apenas hubo personas esperando el paso de un desfile encabezado por la Policía Montada y seguido por los Tamborers de la Sala, Xeremiers de Son Roca, la Unidad Canina de la Policía Municipal y el Grup Cinológico de la Guardia Civil.

No hubo animales exóticos. Sí muchos perros, algún conejo, algunos gatos y el cordero ‘Estrellita’ que, con pañal y todo, recibió la bendición del párroco en brazos de Daniela, su dueña.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

San Jorge
Hace más de 3 años

Me pregunto yo, qué hace un alcalde que reniega de las procesiones de semana santa y de casi cualquier acto que tenga que ver con la iglesia ("uy!! es que el consistorio ha de ser aconfesional", dixit) repartiendo bendiciones junto al párroco?

Cada vez me da mas risa esta situación. Las incongruencias de este hombre y su séquito.

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1