Caso Palma Arena

Los arquitectos del Palma Arena justifican elevados gastos ligados a la obra

| Palma, Mallorca |

Valorar:
preload
Los arquitectos han asegurado que nadie les pidió que dieran explicaciones sobre los gastos.

Los arquitectos han asegurado que nadie les pidió que dieran explicaciones sobre los gastos.

S. Amengual

Los arquitectos del Palma Arena, Jaime y Luis García-Ruiz, han justificado numerosos gastos elevados en materia de viajes, comidas y otras cuestiones que abonaron durante las obras de construcción del velódromo y han coincidido en que nadie de la administración les pidió que rindieran cuentas.

Ambos han vuelto a prestar declaración como investigados ante el juez de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, en el marco de la investigación de gastos complementarios, no directamente vinculados a la construcción de la infraestructura, en la pieza número 20 del caso Palma Arena.

Los dos arquitectos han dado explicaciones por separado sobre las facturas por las que les han preguntado una por una.

Han asegurado que todos los trabajos abonados se llevaron a cabo, han coincidido en justificar los demás gastos y han explicado que los pagaban con cargo al contrato para la construcción del Palma Arena, de manera que hacían disminuir sus propios honorarios por la dirección del proyecto, han informado fuentes jurídicas.

El Govern balear encargó en 2005 al despacho de arquitectos de los dos hermanos, GR1, que continuara la construcción del velódromo (que había iniciado otro arquitecto), y formalizó con ellos un contrato por 8.559.446 euros, que se investiga en otra pieza del caso Palma Arena, la número 9.

Entre los gastos que los arquitectos abonaron y que han justificado figuran viajes y también alguna comida por unos 800 euros.

Han explicado que la persona con quien ellos mantenían contacto en la administración autonómica era el exgerente del Consorcio para la Construcción del Palma Arena, Jorge Moisés.

También ha prestado declaración como investigado un empresario que ha explicado los trabajos que llevó a cabo durante la construcción del Palma Arena, como labores de mantenimiento y de montaje de estructuras, y que su empresa Ludópolis facturó a los arquitectos.

La pieza número 20, por la que han declarado los tres investigados, comenzó a instruirse hace 7 años y es el resultado de la acumulación de cuatro que formaban parte de las veintiocho en las que se dividió en su día el caso, ya que acumula las números 21, 22 y 23, todas ellas sobre facturas de proveedores al despacho que construyó el velódromo.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Maximiliano
Hace más de 3 años

El problema no está en los arquitectos, está en los políticos y técnicos que permitieron eso.

Valoración:4menosmas

Qmdius
Hace más de 3 años

Nada comparado con lo que nos cuesta Zapatero, Blesa y tantos sindicalistas, y otros que no dan palo al agua y nos han arruinado. Se ve que estos señores son de buen comer, pero lo importante es la mordida que les exigieron si así ocurrió. Cosas del in der nehe das Mediterraneum.

Valoración:-10menosmas

Rostropovich
Hace más de 3 años

La culpa la tienen los catalanes y los hackers rusos.Es que no leen la Razon y el ABC?

Valoración:4menosmas

Gaudí
Hace más de 3 años

Es curioso como los arquitectos se han ido de rositas en todo el asunto de la burbuja inmobiliaria.......¿habría que investigar al que firma,no?

Valoración:12menosmas

som jo
Hace más de 3 años

Justificar l'injustificable. Però de tornar un € res de res.

Valoración:22menosmas

mcamen
Hace más de 3 años

POCAVERGONYES !!!!!!

Valoración:18menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1