Xelo Huertas y Montserrat Seijas, esta semana en la puerta del Parlament a la salida de un pleno. | Jaume Morey

17

La salida de Podemos de Xelo Huertas y de Monserrat Seijas y su ya seguro pase al Grup Mixt provocará un terremoto interno en la organización del Parlament que en primera instancia pasará por que el pacto pierda la mayoría en las comisiones parlamentarias. Podemos pierde dos diputados y, en consecuencia, también pierde peso en las comisiones.

Eso significa que, en aplicación de la Ley d’Hondt, sus dos diputados pasarán a ser uno en las comisiones. Los cuatro del PP se convierten en 5 y de ahí viene la pérdida de la mayoría en las comisiones.

En el PSIB saben que existe este riesgo, pero aseguran que debe restituirse los equilibrios actuales. Es decir, aseguran que por mucho que Huertas y Seijas pasen al Grup Mixt, el pacto sigue teniendo la mayoría en el Parlament y eso debe tener su correspondencia en las comisiones. La propuesta de los socialistas pasa por modificar el número de miembros de las comisiones parlamentarias, que en la actualidad está fijado en trece.

Cambiar el número

La propuesta aún no está cerrada, pero tanto podría ir en el sentido de ampliar los miembros de 13 a 15 como reducir la composición de 13 a 11. La composición de las comisiones tiene una importancia fundamental en la tramitación parlamentaria ya que es el organismo que aprueba en primera instancia las leyes que después debe ratificar el pleno.

Una vez recogidas las enmiendas en el texto de la ley, el documento llega al pleno sin posibilidades de que sea modificado.

Noticias relacionadas

La decisión final sobre la composición de las comisiones la debe tomar la Mesa de la Cámara, pero primero debe producirse el relevo de Xelo Huertas, algo que tal vez no sea tan fácil como se presumió en un primer momento.