Los soberanistas afirman que 3.500 millones se van a Madrid cada año y no vuelven. | M. À. Cañellas

38

Diez miembros de l’Assemblea Sobiranista, encabezados por Cristòfol Soler, realizaron este martes un acto de protesta a las puertas del hospital Son Espases contra «la discriminación que sufre la sanidad balear».

Los congregados entregaron una carta de queja a la dirección del macrocentro sanitario. El núcleo de su protesta se basó en que «el principio de igualdad que proclama la Constitución no se cumple en Balears. Vivimos una auténtica discriminación respecto a otras comunidades y estamos por debajo de la media estatal en financiación, aunque el 48 % de nuestros impuestos se los queda el Estado central».

Afirman que el año pasado hubo 11.475 hospitalizaciones por cada 100.000 habitantes, la segunda cifra más alta del Estado, mientras que la media española es de 10.228. Los soberanistas denuncian «sobrecarga de trabajo» e «infradotación de camas hospitalarias».