José Ramón Bauzá, tras ofrecer una rueda de prensa junto a la Seu en plena calle. | Pere Bota

73

José Ramón Bauzá se queda solo en su intento por hacerse de nuevo con el poder en el PP balear. Mientras el expresidente del partido anunciaba en una rueda de prensa lo adelantado este sábado por este periódico, que presentará candidatura al congreso del los ‘populares’, sus supuestos aliados se desmarcaban por completo de él.

Jaume Bauçà, que este sábado ejerció de portavoz de Jaime Martínez, fue tajante: «No apoyamos a Bauzá. Los apoyos se ganan con trabajo, con convicción, con seducción. Nosotros llevamos meses trabajando en un proyecto sin personalismos que no se puede hacer con Bauzá. Si se quiere presentar, que lo haga pero no podemos consentir que desde el pasado se quiera tutelar el futuro. Bauzá no es nuestro candidato».

La reunión

Bauzá entró seguro de que lograría el apoyo de sus antiguos aliados y salió de allí con el rechazo casi unánime, con la única excepción del propio Carlos Delgado.

Noticias relacionadas

Afirmó que su objetivo es volver a ser president del Govern en el año 2019 «o incluso antes si es posible». También reconoció que durante su mandato cometió errores que no quiso detallar y añadió que su propósito es conseguir que haya una sola candidatura bajo su liderazgo.

La otra versión

El abrupto anuncio de su intención de presentarse realizado en la famosa reunión produjo un profundo malestar a sus supuestos aliados. «Es un caradura que se quiere aprovechar del trabajo que llevamos meses realizando», afirmó uno de los asistentes.

En lo que coinciden regionalistas y críticos es en que la aparición de Bauzá hace imposible que haya una sola lista al congreso porque ninguno de estos dos sectores quiere al expresidente a su lado.

Por lo que respecta a la actual dirección del partido, tanto el presidente de la formación, Miquel Vidal, como el secretario general, Sebastià Sagreras, guardaron un elocuente silencio y no quisieron valorar el anuncio realizado por el expresidente del PP.