La disponibilidad de una flota de emergencias sanitarias propia es un objetivo estratégico del Servicio de Salud, que quiere asumir la responsabilidad de la infraestructura móvil. | Javier Coll

11

El Consell de Govern ha aprobado ¡el alquiler de 60 ambulancias por 12,2 millones de euros para que el IB-Salut disponga de su propia flota para las urgencias, puesto que hasta ahora los vehículos los aportan las empresas adjudicatarias del servicio.

La portavoz del ejecutivo, Pilar Costa, ha detallado en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del gabinete que el gasto se repartirá en los próximos cinco ejercicios presupuestarios y ha insistido en que el cambio de modelo mejorará la calidad del servicio de ambulancias.

La titularidad pública de los vehículos de transporte sanitario urgente, ha subrayado la portavoz, permitirá reducir los tiempos de espera, adaptar los servicios a las características de los usuarios, aumentar su comodidad e incrementar la seguridad de los trabajadores de las ambulancias.

El expediente de contratación prevé el arrendamiento de 20 vehículos de soporte vital avanzado, 38 de soporte vital básico y dos de intervención rápida.

Fuentes del IB-Salut han indicado que una vez se resuelva el proceso de contratación y los vehículos se doten de equipamiento serán puestos en servicio.

En los próximos concursos para la adjudicación de los servicios de ambulancias de urgencia no se incluirá la dotación de vehículos, que correrá a cargo de la administración.

El IB-Salut ha explicado que la disponibilidad de una flota de emergencias sanitarias propia es un objetivo estratégico del Servicio de Salud, que quiere asumir la responsabilidad de la infraestructura móvil igual que está al cargo del personal sanitario que cubre los servicios de ambulancias y de los hospitales y centros sanitarios.