El alcalde José Hila durante la presentación. | Ajuntament de Palma

15

El Ajuntament de Palma ha presentado este martes la normativa que regulará en breve la contratación de productos y servicios por parte del consistorio, que contempla requisitos de protección social de los trabajadores, preservación del medio ambiente y utilización del catalán.

«Hoy se marca un antes y un después en la contratación pública responsable, daremos ejemplo y esperemos que el resto de la sociedad se sume», ha asegurado hoy el alcalde de la capital, José Hila, al dar a conocer a agentes sociales, pequeños y medianos empresarios y representantes del «tercer sector» la nueva instrucción para realizar contratos públicos.

Hila ha resaltado que «la contratación pública no solo se tiene que medir en términos económicos, también ha de tener en cuenta aspectos como la contratación de personas en exclusión social, de pequeñas y medianas empresas que hasta ahora no podían competir con las multinacional o de empresas que den estabilidad laboral a sus plantillas, entre otros».

También se tendrán en cuenta condiciones como las medidas de igualdad entre mujeres y hombres en las empresas licitadoras y el uso del catalán por parte de las empresas, según informa Cort en un comunicado.

La concejala de Función Pública, Aurora Jhardi, ha aclarado que «no todos los contratos tendrán las mismas cláusulas porque cada materia requiere un tipo de protección u otro».

La instrucción será aprobada por la junta de gobierno y entrará en vigor cuando se publique en el boletín oficial de la comunidad. Además, una comisión de seguimiento de los contratos públicos velará por el cumplimiento de las cláusulas sociales establecidas en los concursos.

El PP, principal grupo de la oposición al gobierno municipal de izquierdas, ha criticado que las nuevas condiciones de contratación no se hayan negociado con «el tercer sector» y con todos los partidos con representación en el consistorio.

La portavoz popular, Marga Durán, ha puesto el acento en el «sectarismo lingüístico» que denota la normativa presentada este martes por Hila por puntuar aspectos como que las empresas licitantes rotulen y emitan facturas en catalán.