El regidor de de Urbanisme, Antoni Noguera, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este martes en Cort. | Ajuntament de Palma

9

El teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna, Toni Noguera, y el gerente de Urbanismo, Joan Riera, han anunciado la mejora de la regularización del planeamiento urbanístico de Palma en relación a los núcleos tradicionales.

Los núcleos tradicionales de Palma son aquellos ya existentes a principios del siglo XX y que estaban situados fuera de la muralla de la ciudad. Su origen podía ser agrícola (Sant Jordi, Saranjassa, la Casa Blanca, s'Indioteria o Establecimientos), vinculados a fábricas (la Soledad, Son Espanyolet o el Molinar) o formados alrededor de lugares de veraneo y residencia (el Terreno, Génova, la Vileta o Son Rapinya).

Las mejoras previstas son la inclusión en el Catálogo de elementos de interés arquitectónico y patrimonial de aquellas edificaciones que se considere. Así, actualmente técnicos arquitectos e historiadores de arte están realizando estudios para la ampliación del Catálogo.

Asimismo, se prevé la determinación de elementos o conjuntos con valor ambiental y su regulación y el perfeccionamiento de la regulación en cuanto a alineaciones y alturas, con el criterio de variar estrictamente lo indispensable; así como establecer una normativa relativa a estética y materiales, en el sentido de asegurar una correcta concordancia de composición y acabados de las nuevas edificaciones con las tradicionales.

«Se trata de asegurar unos mínimos objetivos en cuanto a la integración de las nuevas edificaciones» tal como ya se hace en el Centro de la ciudad y desde esta legislatura en el Molinar, ha afirmado Noguera.

El concejal también ha informado de que esta mejora normativa será anterior a la revisión del Plan General, de la que se espera tener lista una propuesta, para su aprobación inicial, a finales del año que viene.