Bartomeu Vicens, llegando a la Audiencia Provincial. | Jaume Morey

3

Maria Antònia Munar afronta este lunes en la Audiencia Provincial el juicio por el ‘caso Can Domenge’ ante un jurado popular. Junto a ella se sentarán en el banquillo otras cuatro personas: el exvicepresidente del Consell, Miquel Nadal, el exconseller Bartomeu Vicens, el empresario Román Sanahuja y el intermediario Miquel Llinás, ‘Cameta’.

Todos ellos, excepto la expresidenta, han reconocido los hechos y aceptan la pena que les solicita la Fiscalía, de un año y diez meses en los casos de Nadal y 18 meses en el de Vicens. De esta manera, la expresidenta del Parlament afronta el procedimiento en solitario.

Las negociaciones entre su defensa y Anticorrupción que se han desarrollado en las últimas semanas se rompieron hace días ante las discrepancias por la pena a imponer, tanto de cárcel como de multa. De esta manera, salvo un acuerdo de última hora, Munar tendrá que declarar sobre si cobró o no un soborno a cambio de la adjudicación de Can Domenge. La Fiscalía le reclama cuatro años de prisión y siete millones de multa.