Un árbol ha caído en la calle Niceto Alcalá Zamora este martes durante un intenso chubasco. | Julián Serrano

8

La llegada de las lluvias este martes ha tenido sus primeras consecuencias en Palma. Un corto pero intenso chubasco este mediodía ha provocado la caída de un árbol frente a una escoleta infantil en la calle Niceto Alcalá Zamora. Mientras, en el centro de Palma, los ciudadanos y turistas que recorrían sus calles han tenido que buscar refugio improvisado ante la intensidad de la lluvia.

Mujer bajo la lluvia

Varios vecinos y clientes de un bar cercano miraban asombrados el árbol caído frente a la escoleta. El comentario más común era el de «vaya suerte», después de comprobar que éste había caído sobre el hueco vacío de la entrada de un aparcamiento, sin rozar siquiera los coches aparcados a su alrededor.

El tronco del árbol se ha partido cerca de su base después de no poder soportar su propio peso. Un agente de la Policía Local se ha desplazado para controlar la zona, que no presentaba problemas para el tráfico habitual.

Noticias relacionadas

La hora también ha sido propicia, ya que no ha coincidido ni con la llegada ni salida de los alumnos de la escoleta, dado que muchos padres aparcan precisamente frente a ese aparcamiento para bajar del vehículo y recoger a sus hijos.

La Agencia Estatal de Meteorología en Balears recuerda en su cuenta de Twitter que estos chubascos se pueden repetir durante el día.

Aemet ha avisado que para este miércoles se prevén tormentas localmente fuertes a primeras horas en el este de Balears.