Las patronales del pequeño y mediano comercio de Balears reconocen que 2016 ha sido un buen año para el sector. | Joan Torres

0

Sindicatos y patronales del pequeño y mediano comercio de Balears retoman este martes las negociaciones del convenio colectivo, que afecta a cerca de 50.000 trabajadores de las Islas, con el objetivo de intentar alcanzar un acuerdo lo más rápido posible. Uno de los principales puntos que impide avanzar en el desbloqueo es el coste de los domingos y festivos trabajados.

A diferencia del convenio de los trabajadores de grandes superficies comerciales, el convenio que se está negociando ahora en las Islas, distingue un coste salarial para los domingos y festivos del resto de días laborales. Este punto ya se recoge en el convenio vigente y la patronal lo quiere mantener, según reconoció el presidente de Afedeco, Rafael Ballester, asociación mayoritaria en la representación empresarial. Sin embargo, el coste es el principal punto de desacuerdo con los sindicatos, «que se aferran a una sentencia judicial en la que el juez interpreta que en domingos y festivos se debe pagar el sueldo, a demás del plus sumado al sueldo», indicó Ballester.

Asimismo, está previsto que la patronal entregue un nuevo documento a los representantes de los trabajadores con su propuesta de incremento salarial. Aunque no han concretado las cifras, el aumento rondaría el 6 % en los próximos tres años. Los sindicatos, por su parte, han reclamado una subida del 6 % pero en dos años, es decir, un 3 % por ejercicio.

El convenio vigente finalizó en 2013, año desde el cual los trabajadores del sector tienen el sueldo congelado.