0

La conselleria de Serveis Socials ha presentado, al Consell de Serveis Socials, el Decreto que establece la Cartera básica de servicios sociales de Baleares para el periodo 2017-2020, el instrumento que determina el conjunto de prestaciones del sistema público de servicios sociales que presta el Govern o que financia a través de convenios con otras administraciones públicas, y viene estipulado por la Ley de servicios sociales aprobada a la legislatura 2007-2011.

El Consell de Servicios Sociales, que es el máximo órgano consultivo y de participación en el ámbito de los servicios sociales de las islas y está integrado por miembros del Govern, Consells insulars, ayuntamientos y entidades sociales, empresariales y sindicales, ha dado luz verde con apoyo mayoritario al decreto de cartera, que establece las bases para concertar servicios con las entidades de los Tercer Sector social de las islas.

Este es un paso necesario para avanzar hacia el modelo de concertación por el cual apuesta el Govern a través de la Conselleria de Serveis Socials i Cooperació, en colaboración con las entidades sociales.

El decreto de cartera, que incluye por primera vez la Renda Social, permite también acelerar la incorporación de nuevos perfiles de personas beneficiarias de la prestación, que en una primera fase ha ido dirigida a familias sin ingresos y con menores a cargo.

Así, se ha informado al Consell de que una vez aprobado el decreto, se ampliará la Renda Social a todo tipo de familias y parejas que no lleguen al ingreso mínimo de subsistencia que marca la Ley de renta social y a personas beneficiarias de una pensión no contributiva (PNC).