Imagen de archivo de algunas de las viviendas de la barriada del Camp Redó. | Joan Torres

14

El Institut Balear de l’Habitatge (Ibavi), dependiente del Govern balear, no tiene ningún plan a corto plazo para las 48 viviendas de su propiedad del barrio palmesano del Camp Redó, popularmente conocido como ‘Corea’. La mayoría de estos pisos precisan una reforma urgente y contribuyen a agravar la mala imagen de la zona.

Actualmente, de esos 48 pisos, 24 están alquilados, 13 están tapiados para evitar que entre nadie y los 11 restantes han sido ocupados de forma ilegal, según se informa desde el propio Institut.

Fuentes del Institut Balear de l’Habitatge explican que existe interés por reformar estos inmuebles para que puedan entrar a formar parte de la bolsa de alquiler social. Pero se entiende que «cualquier plan debe ejecutarse en el marco de una actuación global y coordinada con el Consistorio palmesano».

Es cierto que no hay nada decidido «pero se han mantenido reuniones con el Ajuntament y se han puesto opciones sobre la mesa», se garantiza desde el organismo. Entre estas posibilidades se apunta la opción de acogerse al programa de ayudas para Áreas de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas (ARRUS), aunque para este año 2016 ya no hay tiempo.

Mientras tanto, los vecinos de la barriada palmesana reconocen que están hartos de la degradación general de la zona. Aunque Cort ha iniciado un proceso para rehabilitar las cerca de cuarenta viviendas de su propiedad, no pasa lo mismo con los pisos que tienen en ‘Corea’ el Ibavi o diversas entidades bancarias.