Las terrazas proliferan por las calles de Ciutat, especialmente en el centro. | Pere Bota

17

La recaudación por multas a las terrazas que han cometido infracciones se ha reducido un 89,52 por ciento en lo que va de año, respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En concreto, entre el 1 de enero y el 12 de agosto de 2015 el Consistorio ingresó por este concepto 95.339 euros, mientras que en el mismo periodo de este ejercicio la cifra se ha reducido hasta los 9.995 euros.

Desde la regiduría de Govern Interior, que es la responsable de la ocupación de la vía pública, explican que este descenso se debe a que en 2015 interpusieron muchas sanciones de una gran cuantía por faltas graves o reincidencias. Así, en algunos casos las multas llegaron a los 1.500 euros. Cabe destacar que como muchas se pagaron fuera de plazo, se les añadió el recargo, por lo que algunas llegaron hasta los 2.000 euros.

Para evitar que se repitiera la misma situación este año, el gobierno tripartito de Cort ha incrementado la vigilancia sobre las terrazas.