Centro de salud de Camp Redo. | Jaume Morey

35

Consultas médicas sobresaturadas, listas de espera de hasta doce días, unidades básicas de salud cerradas, 45 pacientes por médico y descubierto de guardias en los centros sanitarios de la Part Forana: la saturación también llega a los centros de salud, así lo denunció este jueves el Sindicato Médico de Balears.

La organización sindical envió un durísimo comunicado en el que carga contra el IB-Salut por lo que consideran una deficiente planificación que comenzó en diciembre, con la apertura de los centros de salud por la tarde.

Afirman que la situación es «insostenible» y que no hay médicos disponibles en Mallorca en caso de que se produzca una eventualidad.

El Sindicato insiste en que la causa de este caos es la deficiente gestión de la Gerencia de Atención Primaria motivada por una mala planificación de las sustituciones por vacaciones y agravada por el hecho de que los médicos sustitutos prefieren marchar a la península o a la sanidad privada antes que sentirse «explotados y mal valorados». Añaden que ante la escasez de sustituciones médicas, hay centros de salud que acumulan de diez a doce días de lista de espera.