El titular de Urbanisme asegura que la estructura del edificio Gesa se encuentra «muy bien». | Joan Torres

37

El Ajuntament de Palma tiene previsto sacar a concurso la rehabilitación de varias plantas del edificio Gesa en 2017 y que en 2018 pueda albergar actividad público-privada.

El teniente de alcalde de Urbanisme, Antoni Noguera, explica que la idea es que haya cooperativas, empresas o grupos de personas que las rehabiliten y las alquilen a jóvenes emprendedores relacionados con la economía creativa. «Más que un despacho de coworking planteamos grandes comunidades creativas allí». En este punto, sostiene que se trata de una práctica muy extendida en Londres y Manchester.

Noguera aclara que la idea es que con el dinero de estos contratos se pueda ir rehabilitando el resto del inmueble e «ir llenando el edificio con la actividad pública. Allí planteamos una biblioteca, una ludoteca, hemeroteca, el salón de actos para participación ciudadana y no descartamos el restaurante en la planta superior para ayudar a financiar la rehabilitación. El edificio de Gesa es el mejor mirador público de esta ciudad». «A nivel de estructura el edificio está muy bien, pero al estar cerrado tantos años tiene problemas de deterioro», apunta Noguera.