Cola de taxis esperando en el aeropuerto de Palma. | L. PLANES

48

Los taxistas de Palma pueden ingresar en la temporada estival entre 5.000 y 6.000 euros mensuales brutos de media, eso sí «trabajando al menos 12 horas diarias y teniendo en cuenta que, por ejemplo, solo en gasoil se gastan unos 1.000 euros», reconoce Juan Pablo Arias, portavoz de la Asociación Sindical de Autónomos del Taxi de Mallorca, mayoritaria en el sector.

En días muy puntuales, sobre todo cuando llegan varios cruceros, y si el taxi cuenta con dos conductores y puede circular dos turnos, hasta 19 horas al día, los ingresos pueden llegar a ser de 8.000 o 9.000 euros, «pero son excepciones y se precisa mucha suerte».

Arias explica que cuando se dan picos de trabajo, con los cruceros sobre todo, «el ciudadano puede percibir que faltan taxis, pero porque está acostumbrado al excedente que hay cuando no se dan esos picos».

Asevera que «en absoluto son necesarias más licencias, ni tampoco permitir trabajar las 24 horas, porque con eso no sacas más coches a la calle y se pueden dar casos de explotación laboral». En invierno, en cambio, «cuesta hacer una media de ingresos diarios de 30 o 40 euros», afirma.