Entrada y salida de coches a la altura del Palacio de Congresos. Punto que conecta tanto a residentes como visitantes desde la autopista de Llevant al centro de Palma y el Port. | Pere Bota

9

La alta afluencia de turistas en la temporada estival ha provocado también un lógico aumento de la circulación. Una de las autopistas más transitadas es la de Llevant (Ma-19, Palma-Llucmajor-Santanyí), por la que transitan 65.200 vehículos en ambos sentidos, según los datos de Intensidad Media Diaria.

En 2015, el incremento en verano respecto al invierno en este acceso a Palma fue de un 7%; en lo que llevamos de meses estivales, se cuenta ya con un aumento respecto al invierno del 11%. Los datos, aportados por el asesor del Consell de Mallorca Miguel Romaguera, evidencian el aumento.

Estas cifras corresponden a las recogidas en el punto de acceso más cercano a Palma desde la Ma-19, delante del Palacio de Congresos. Las consecuencias las están ‘sufriendo’ los residentes que utilizan esta autopista a diario para llegar a sus puestos de trabajo, ya que los atascos son cada vez más habituales tanto a mediodía como a última hora de la tarde.

Otras entradas a Palma con gran tránsito son la autopista de Palma-Inca y la autovía Palma-Manacor, que el año pasado registraron un total de 93.480 y 28.594 coches respectivamente. En estos casos, las cifras no varían de forma significativa entre el invierno y el verano. El incremento en lo que llevamos de verano respecto a los meses de invierno en la autopista de Inca es apenas del 2%. Así, vemos cómo el aumento de la circulación y la congestión de vehículos se concentra básicamente en la autopista de Llevant. La causa podría ser el enorme trasiego de vehículos que se origina desde el aeropuerto.