Margalida Puigserver presenta a los medios el nuevo Reglamento de Servicios Sociales para personas con Discapacidad de Mallorca. | IMAS

0

El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (Imas) ha puesto en marcha el Reglamento de Servicios Sociales para Personas con Discapacidad de la isla, una iniciativa pionera en España cuyos principales objetivos son simplificar y unificar el modelo de prestaciones y procurar un alto nivel de exigencia en calidad para las entidades que formen parte de la red pública de este tipo de servicios.

Así lo ha anunciado la consellera de Benestar i Drets Socials y presidenta del Imas, Margarita Puigserver, quien ha destacado que el nuevo reglamento prevé desarrollar los nuevos modelos de servicio basados en soportes personales y fijar los requisitos de acreditación para que se puedan concertar los servicios de acuerdo con la Directiva Europea sobre concertación social.

Asimismo, incorpora los principios de la adaptación a la normativa en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y la de Servicios Sociales de Baleares.

En concreto, la normativa, que será aprobada durante la próxima sesión del plenario del Consell, prevista para este jueves, se centrará principalmente en el desarrollo de posibilidades en la vida diaria, el aprendizaje para la vida y empleo; la salud, seguridad, protección y defensa de los derechos, y en las relaciones personales y vida en la comunidad.

Para formar parte de la Red de Servicios para Personas con Discapacidad de Mallorca mediante el concierto social con el Imas, se deberá acreditar un alto nivel de calidad en lo relativo a la atención (plan de atención personal, aseguramiento y mejora de la satisfacción); ética y derechos (comité de ética, promoción de los derechos y sistemas de participación); gestión (certificación de calidad, protección de datos e indicadores de resultados); sostenibilidad (planificación económica y auditoría oficial de cuentas), y calidad del empleo (más del 70 por ciento de contratación indefinida, plan de formación y auditoría SSL).

La consellera ha explicado además que para generar una nueva propuesta de valor han sido definidos cinco principios rectores de aplicación a cualquier servicio: atención personal, bienestar, autonomía, derechos e inclusión.

Cada uno de ellos establece asimismo numerosas medidas, como el hecho de que haya un profesional referente para cada persona y que sea conocido por la persona y la familia, unos entornos accesibles, dar la información por anticipado, unos programas centrados en las capacidades, el uso de las tecnologías actuales en la prestación de los soportes, implantar medidas para prevenir y reducir la vulnerabilidad y una mayor parte de actividades en la comunidad, entre otros.

En esta línea, desde el Imas han explicado que la vida de cada persona no se estructura en compartimentos estancos, sino en múltiples relaciones, situaciones y vivencias. Por ello, el reglamento ha definido y desarrollado una cartera de servicios flexible, que permita progresar dentro del propio itinerario vital, dando respuesta a las necesidades de cada persona, en cada aspecto y momento de su vida.

Además, la cartera de servicios se dirige a personas con cualquier tipo de discapacidad: física, sensorial, intelectual o del desarrollo, y discapacidad para diagnóstico de salud mental.

La cartera incluye servicios técnicos (valoración, apoyo a víctimas, apoyo a la accesibilidad y servicio de intérpretes de la lengua de signos); de promoción de la autonomía (atención temprana, promoción y recuperación de la autonomía funcional, atención integral y promoción de la autonomía, habilitación y terapia ocupacional, asistencia personal, servicio sociocultural y función tutelar); de estancias diurnas (centro de día y servicio ocupacional, con diversas modalidades de inserción sociolaboral), y residenciales (servicio de residencia, servicio de vivienda supervisado y servicio de apoyo a la autonomía en el propio vivienda).

La consellera insular ha apuntado que este es el primero de los cuatro reglamentos que «queremos impulsar desde el Imas durante esta legislatura para dar respuesta a la cartera de servicios de esta institución».