Ocupación en la playa de Migjorn | Consell de Formentera

17

La Policía Local de Formentera obligó el pasado domingo a desmontar un cáterin en la playa de Migjorn, que había sido contratado por el propietario de un yate con bandera holandesa y que había desplegado 30 sillas y diez mesas en espacio de dominio público.

Según ha informado el Consell de Formentera en un comunicado, los hechos ocurrieron a las 10.30 horas cuando una empresa de cáterin, contratada por la propiedad del yate, montó unas 30 sillas y diez mesas en espacio de dominio público.

Además, también se instalaron sombrillas y hamacas, provocando la indignación de los usuarios de la playa.

La Policía Local y el celador de Costas se personaron en el lugar de los hechos y obligaron a desmontarlo.

«El Consell de Formentera trasladará a la Demarcación de Costas, organismo competente en esta materia, el informe realizado por los agentes para que ponga la sanción pertinente», según ha explicado la consellera de Medi Ambient, Daisee Aguilera.

Aguilera ha querido recordar que no se pueden organizar eventos en la zona del dominio-público marítimo terrestre de Formentera, «ni mucho menos cerrar zonas para usos privados».