El periodista Antonio Alemany, derecha, junto a su abogado en la Audiencia de Palma. | Jaume Morey

6

Consell Consultiu, órgano consultivo del Govern, hizo públicos este lunes dos dictámenes rechazando sendas reclamaciones patrimoniales por daños y perjuicios presentadas por el periodista Antonio Alemany tras el cierre de su agencia de noticias, ABN. Los dictámenes que emite el Consultiu no son vinculantes y la resolución de los procedimientos corresponde a la Conselleria de Presidència del Govern.

Alemany, en libertad tras cumplir una condena de dos años y tres meses en la cárcel de Palma por una de la piezas del ‘caso Palma Arena’, alegaba que la decisión del primer Govern del Pacte de Progrés de retirarle en 2007 las subvenciones a ABN le había generado un perjuicio económico global de 2,4 millones de euros. El periodista presentó dos reclamaciones patrimoniales. En la que exigía 2 millones, alegó que los daños contra ABN ascendían a 1,4 millones, y también por lucro cesante y daños morales a los periodistas, otros 600.000 euros. No obstante, en el escrito final de alegaciones rebajó a 150.000 euros la indemnización por daños morales y excluyó los 300.000 euros por el mismo motivo a los periodistas.

En la segunda reclamación, desestimada por el Consultiu, Alemany solicitaba que le resarcieran de un «daño efectivo en sus bienes y derechos» después de que el Govern que entonces presidìa Francesc Antich anulara la subvención de 266.000 que el Ejecutivo de Jaume Matas le había concedido en 2007.

El Consell Consultiu desestima la dos reclamaciones al concluir que «no llega a justificar, de forma fehaciente, el nexo de causalidad entre la actuación administrativa... y aquellos daños».

Noticias relacionadas