Imagen de archivo de la celebración de la Diada de Mallorca el 12 de septiembre. | Redacción Digital

13

El Consell se ha estancado a la hora de decidir una nueva fecha para celebrar la Diada de Mallorca. La comisión que se creó para debatir nuevos días y nuevos formatos se quedó este lunes sin presidente. Toni Amengual (PI) anunció su dimisión por haberse encontrado con «falta de implicación» por parte de los consellers del equipo de gobierno.

Amengual explicó en su carta de renuncia que, a pesar de creer que «uno de los elementos principales a potenciar en el Consell era y es la Diada», durante estos meses ha «constatado» que para el gobierno insular «no es una prioridad» elegir una nueva fecha para la fiesta de Mallorca.

Según el conseller del PI, al formar parte de la oposición se ha encontrado con una «falta de medios y de autoridad» para tomar una decisión. Por eso, considera que Presidència debería tomar las riendas porque «sin la implicación del gobierno de la institución no podemos avanzar en los objetivos que nos fijamos».

La gran mayoría de expertos, ayuntamientos y entidades consultados consideran que la Diada de Mallorca debería celebrarse el 31 de diciembre en lugar del 12 de septiembre, algo que muchas voces del Consell ven como «el fin de la Diada» porque tendría que «competir» con la Festa de l’Estendard de Palma.