Margalida Durán. | Jaume Morey

13

Margalida Durán ya tiene prácticamente cerrada una gestora de consenso, que controlará el PP de Palma hasta el congreso de la formación, previsto para el año que viene. En la gestora hay representantes de las diferentes corrientes del PP palmesano, con miembros del sector ‘rodriguista’ y oficialista, además de personas de total confianza de la que será la futura presidenta del PP de Palma, como María José Bauzá.

A la espera de que no haya cambios de última hora, la gestora estará formada por Mauricio Rovira, María José Bauzá, Josep Ignasi Aguiló, Jaime Olascoaga, Joan Morell, Luís Matarín y Sergio Rodríguez, a los que se suma la propia Margalida Durán.

Pese a que Durán cuenta con el apoyo incondicional de los ‘rodriguistas’, esta sector está muy molesto con la decisión de disolver el aparato de Palma y nombrar una gestora. Los presidentes de distrito de la formación celebraron este jueves una reunión en la que quedó patente este malestar profundo por la forma de actuar del secretario general, Miquel Vidal. En al reunión se acordó que seguirán en sus puestos, ya que han sido elegidos por los militantes de Palma, y darán su apoyo a Margalida Durán.

El presidente de los ‘populares’ de las Islas, Miquel Vidal, viajó este jueves a Madrid para comunicar los cambios a la dirección nacional del partido. Vidal se reunión con el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, quien le dio el visto bueno para que ejecute los cambios. Los más sustanciales serán el relevo del secretario general y su sustitución por el alcalde de Campos, Sebastià Sagreras, y la elección de Llorenç Galmés como portavoz de la formación, cargo que ahora ocupa Miquel Ramis.