Muchas familias piden alimentos y ayuda para poder subsistir. | Maximo Garcia de la Paz

50

Los ocho trabajadores encargados por la Conselleria de Serveis Socials i Cooperació de la gestión de las solicitudes de la renta social básica andan desbordados. Más de 1.300 personas ya han presentado su solicitud para poder cobrar esta nueva prestación.

Así lo reconoció este martes la consellera de Serveis Socials i Cooperació, Fina Santiago, afirmando que «en los primeros quince días ya hemos recibido más de 1.300 solicitudes».

Santiago explicó que «no todas las solicitudes presentadas cumplen los requisitos, por lo que ahora se está haciendo un trabajo de análisis para ver quién podrá cobrar la renta social y quién no podrá hacerlo».
«Hay gente que no tiene todos los papeles necesarios y otros que ya están cobrando otras ayudas, y la previsión para este año 2016 es no tener ningún tipo de ingreso y sí contar con menores a cargo», recordó la consellera.

La intención del Govern es empezar a pagar las nóminas de la renta social a finales de junio. El presupuesto de la Comunitat contempla este año un partida de 20 millones de euros para esta renta de la que se podrán beneficiar unas 3.000 familias.