Según el estudio realizado por el Govern, la temporalidad tiene una mayor incidencia entre los hombres, los jóvenes y los trabajadores del sector de la construcción. | R.L

6

En los nueve primeros meses de 2015, más de la mitad de los contratos temporales registrados en Balears eran de menos de tres meses. Por contra, los de mayor duración se han reducido. Así se desprende del ‘Análisis de la precariedad laboral en Balears’ publicado recientemente por la Unidad de seguimiento de la Calidad de la Ocupación del Govern.

La tasa de temporalidad en Balears en 2015 era del 26,5 %, por encima de la media española (25,1 %) y más del doble que la europea (14,2 %). De hecho, en mayo de este año el peso de la contratación indefinida era del 12,1 %, una cifra «demasiado baja» para el Govern.

En cuatro años, los contratos de menos de dos días de duración se duplicaron, pasando de los 25.061 en 2010 a los 50.315 en 2014. Sobre esta cuestión, el conseller de Treball, Iago Negueruela, ha insistido en más de una ocasión en que el empleo temporal «no debe sustituir al indefinido».