3

CCOO ha denunciado este miércoles la «extrema precariedad laboral» de los trabajadores de tierra de los aeropuertos de Palma, Ibiza y Maó, con condiciones que «rayan en una nueva esclavitud», y ha pedido la mediación del conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela.

En el inicio de una temporada turística en la que está previsto que los tres aeropuertos de las islas alcancen cifras récord de pasajeros, el sindicato ha denunciado en un comunicado que «lo que debería ser sinónimo de prosperidad y de bienestar» se está traduciendo en «pobreza laboral» para los trabajadores de asistencia a los pasajeros, equipajes y operaciones en pista (handling).

Según CCOO, el sector aéreo está sometido a una devaluación en términos de calidad en el empleo.

En 2015, una licitación mediante orden ministerial dio entrada a un tercer operador en el aeropuerto de Son Sant Joan de Palma, fomentando una competencia entre las empresas que conlleva «un abaratamiento de precios que ha incidido de forma muy negativa en las condiciones salariales de los trabajadores».

Actualmente, la modalidad contractual que impera en este sector es la del contrato temporal a tiempo parcial e incluso los trabajadores que suman temporadas solo consiguen «escalar a una modalidad de fijo-discontinuo» pero sin «sacudirse la losa de la parcialidad de su jornada», critica CCOO.

Según el sindicato, hay trabajadores contratados por 10 horas semanales que se realizan en horarios de turnos dispares de mañana, tarde o noche, lo que dificulta que puedan compaginarlos con otro empleo, y por lo que cobran entre 300 y 350 euros brutos.

CCOO denuncia que hay empleados que compaginan hasta tres contratos temporales de similares condiciones que les obligan a «vivir literalmente en el aeropuerto para poder cambiarse de ropa, asearse y descansar cuando los turnos se lo permitan», con una expectativa de cobrar entre 900 y 1100 euros brutos al mes.

El sindicato ha criticado que la suma de tres contratos laborales en precario no permita «llegar a un sueldo digno» y ha denunciado la «fuerte precarización con condiciones de trabajo, salariales y de salud que rayan en una nueva esclavitud».

La entidad solicitará una reunión urgente con el conseller Negueruela para analizar la situación y pedir su mediación.