El juez José Castro. | Juan Carlos Cardenas - EFE - EFE

17

El titular del Juzgado de Instrucción 3 de Palma, José Castro, solicitó al Poder Judicial retrasar su jubilación hasta diciembre de 2017 con el objetivo de finalizar algunas de las causas que ha instruido en los últimos años, entre ellas, los casos ‘Palma Arena’ y ‘Son Espases’, pero un imprevisto –el cambio de destino de la jueza de refuerzo de su juzgado– puede impedirle cumplir con su deseo.

La plaza de juez de apoyo está vacante en Instrucción 3 desde hace dos semanas y Castro ha asumido todos los asuntos que tramitaba la jueza María Pascual, incluidos los juicios rápidos y, quizás, el más complejo de todos, la presunta estafa de la familia Ruiz–Mateos con la compraventa de un hotel en Mallorca.

Por ello, el magistrado ha decidido paralizar los casos ‘Palma Arena’ y ‘Son Espases’, a la espera de que el Ministerio de Justicia decida asignarle un juez de refuerzo, según confirmaron a Ultima Hora fuentes judiciales.