La Policía Local de Palma ha levantado un acta y se encuentra investigando los hechos que se produjeron el pasado viernes en primera línea de la Playa de Palma a raíz de una fiesta organizada en un conocido local de la zona y que congregó a primera hora de la tarde a numeroso público en primera línea.

Tal y como ha informado el Ajuntament en un comunicado, los agentes intervinieron cuando los asistentes al evento habían ocupado el paseo, a la altura de la calle Pare Bartomeu Salvà, llegando a alterar el orden en ese espacio público.

El Consistorio asegura que no permitirá ningún tipo de actividad o evento que «altere el orden público y promueva actitudes incívicas en todo el término municipal».

En este sentido, recuerda que la actual Ordenanza de Uso Cívico de los Espacios Públicos «nos da las herramientas necesarias para actuar con determinación y contundencia en estos casos». Además, a partir del mes de mayo entrará en funcionamiento el dispositivo de verano de la Policía Local, con un centenar de agentes que reforzarán la vigilancia en todo Palma, especialmente en las zonas turísticas.

Una vez finalice la investigación, el Ajuntament remitirá el informe a la Delegación del Gobierno y a la Conselleria de Turismo para determinar qué tipo de responsabilidades se derivan. «Es voluntad de este equipo de gobierno coordinarse con todas las administraciones implicadas en la gestión del turismo y de la seguridad ciudadana, como lo viene haciendo desde el inicio del mandato municipal», ha remachado.