La Targeta se aprobó en el año 2002, en el mandato de Francesc Antich. La consellera Fina Santiago era entonces la directora general del IBAS y participó de forma activa. | Ultima Hora

12

La Targeta Bàsica desaparece 14 años después de su puesta en marcha y será sustituida por una paga extra de unos 180 euros para todos sus beneficiarios, casi 8.000 personas en toda Balears. La Conselleria de Benestar Social, que dirige Fina Santiago, ha decidido aprobar esta modificación para mejorar el servicio y conseguir que la ayuda llegue a más personas.

El Govern tiene registrados 7.912 perceptores de esta ayuda básica. Es un complemento económico que no llega a los 200 euros anuales, para quienes cobran pensiones no contributivas. Los beneficiarios reciben una media de 367,9 euros al mes y es el único ingreso de que disponen.

En el año 2002 se puso en marcha la Targeta Bàsica porque el Govern de Francesc Antich consideró que este dinero era claramente insuficiente para vivir. Fina Santiago, la actual consellera, era entonces la responsable del Institut Balear d'Afers Socials, promotor de esta iniciativa.